Saltear al contenido principal

Procedente de una parcela denominada “les Rocs” –plantada con un 85% de merlot y un 15% de cabernet sauvignon–, este vino nace de una vinificación larga y paciente, sin levaduras añadidas, y envejece en barricas usadas, durante 24 meses, sometido a una dinamización en función de las fases lunares, prescindiendo del añadido de anhídrido sulfuroso y otras sustancias químicas.

Vestido en un púrpura profundo, su expresión se desarrolla como una declinación de los aromas de una cesta de racimos bien maduros. La gran riqueza en el paso por boca exprime la complejidad de una estructura al mismo tiempo profunda y sedosa, con un final seductor que invita a seguir ahondando en el carácter de este vino tan singular.

Barthélemy es el complemento ideal para las carnes asadas, cordero y setas, así también como platos más delicados, ya que gracias a su finura no canibaliza los sabores de los platos.

Barthélemy es un vino emocional.

Volver arriba